Todo comenzó con el discurso de Pamela Verasay, senadora por Mendoza, quien se excedió varios minutos en su exposición y fue interrumpida por Michetti. En esa discusión se metió el senador Naidenoff por no estar de acuerdo en la actitud de la vicepresidenta.

"A mi me toca conducir el debate y para hacerlo tenemos reglas. Si yo no cumplo las reglas, y eso que soy flexible, y la senadora me dice algunos minutos más. Y queda totalmente inadecuado y fuera de linea con el resto de los senadores. Usted es el presidente del interbloque y debería ser consecuente con las reglas de juego que tenemos", lo cruzó quien preside el Senado.

Por su parte, el senador sostuvo: "yo he seguido el debate por la televisión del senado y creo que cuando toco presidir y a todos los senadores que tuvieron uso de la palabra existió flexibilidad para el cierre. Yo lo que le propongo es que termine la senadora y vamos a cumplir el tiempo y a evitar seguir perdiéndolo en discusiones estériles".

"Me toca conducir a mi y no a usted", sentenció Michetti, a lo que su compañero en Cambiemos respondió: "usted conduzca pero deje cerrar".

La Presidenta del Senado explotó ante la contestación de Naidenoff: "usted no tiene que conducir la sesión. Usted no tiene que decir cuando termina alguien y cuando sigue alguien. Lo digo yo".

"Solamente le digo lo que se planteó en la labor parlamentario porque usted no estuvo", finalizó el senador.

La palabra pasó a la senadora Cristina Fiore pero, mientras hablaba, Michetti comentaba con el micrófono prendido por la interrupción del senador de Cambiemos y pudieron escucharse sus fuertes palabras: "Sos un pelotudo, no rompas las pelotas".